Curiosidades

Tras más de un año en Suecia queremos compartir algunas curiosidades que nos llaman la atención. Sin ánimo de crítica sino de información a tener en cuenta al mudarse. Allá van unas cuantas:

– Es cierto que el problema mayor no es el frío si no la falta de luz. Para el frío siempre te podrás abrigar más. Pero ese cielo gris que no deja pasar el sólo durante todos los días de más de 3-4 meses es desesperante. Totalmente razonable (y necesario si te lo puedes permitir) una escapada a Canarias en noviembre! Y cierto también que es mejor que nieve. Al estar blanco, la poca luz que hay se refleja más. Por eso se entiende que cuando sale el sol estén todos los bancos ocupados con gente haciendo la fotosíntesis!
– Hace falta mucha ropa en Suecia. Se comprueba en la guardería: como juegas fuera todos los días, independientemente del clima, hace falta abrigo/overall para la nieve, con una chaqueta polar debajo los días de mas frío. Acompañado de guantes, bufanda, gorros, botas … Cuando se va la nieve y cuando llueve es necesario ropa de menos abrigo pero impermeable, tanto botas como pantalones y chaqueta. Y en verano hay días de calor, así que en el armario debe haber también bañador y camisetas de tirantes!
– Casi todo el mundo lleva la misma ropa y zapatos. Tiendas de ropa, como de todo lo demás, son casi en exclusiva las grandes franquicias (H&M, Ålens y similares). Apenas hay tiendas pequeñas familiares.
– Como bien dice nuestro querido amigo Carlos, las ciudades suecas parecen franquicias. Tu dices “quiero poner aquí una ciudad sueca” y te dan un río, sus puentes, un centro de ciudad con una plaza, una iglesia/castillo (slot), los mismos centros comerciales con las mismas tiendas, una periferia con barrios residenciales y bosques. Todas chulas y con encanto, pero todas muy similares.
– El restaurante típico sueco es en el que te sirven pizza, kebab y ensaladas. Todos los barrios y pueblos pequeños tienen este tipo de restaurante, en vez de el bar de pueblo!
– La gastronomía daría para una nueva entrada del blog, pero en general se come bien en Suecia, aunque también nos parece siempre lo mismo. Los restaurantes suecos tienen los mismo 6-8 platos con sus variaciones (ensalada, pasta, solomillo, ternera, pescado blanco). Lo mejor es que hay variedad de restaurantes de todos los sitios del mundo: chinos, sushi, árabes, libaneses, mejicanos, griegos (tienen mucho éxito) e incluso españoles!
– Es obvio que Suecia es un país multicultural. Orígenes tan variados como Somalia, Chile, Irak o Grecia (y Rusia, Alemania, Yugoslavia…) convivimos con los escandinavos.
– Obligatorio descalzarse al entrar a una casa. Pero muchos sitios públicos, gimnasio por ejemplo, también lo exigen. En invierno se entiende por ir mojado y sucio el calzado. Pero es tan rutinario que al venir a España me siento raro llevando zapatos dentro de casa.
– Si eres invitado a cenar a casa de unos suecos es recomendable llevar un detalle. Lo más standard es un ramo de flores. Unos bombones también son un buen comodín. Si se conoce bien a la familia, una buena botella de vino queda muy bien. Y si llevas un postre casero seguro que triunfas.
– Fikar es el genuino verbo sueco que se usa para esa pausa a media mañana o a media tarde para tomar un café y unos bollos mientras dialogas informalmente con compañeros o amigos. “Deporte nacional” en Suecia. Prohibido criticarlo y no unirte!
– Horarios: difícil de acostumbrarse para los españoles. Los supermercados abren los 365 días del año y muchos en horarios amplios de 7 a 23 (otros más pequeños de 9 a 20). Pero las tiendas y oficinas suelen abrir de 10 a 18-19 de lunes a viernes y de 10 a 16 los sábados y domingos. Es cierto que casi todo abre los domingos, pero nos resulta incómodo que a las 4, sobre todo los sábados por la tarde, esté todo cerrado.
– Es más habitual que se pase la aspiradora a que se barra el suelo. Pero quizá sea porque las escobas y recogedores son muy incómodos! Valorad llevar un palo de escoba largo de España! Allí no los hay de más de un metro!
– Otro choque cultural frecuente es cuando resides en una vivienda con lavadora/secadora común para todos los inquilinos del edificio. El apuntarte en un calendario para disponer del sitio y las máquinas durante 2-3 horas (y no pasarte ni un minuto!) es algo a lo que nos cuesta acostumbrarnos.
– Siguiendo con las labores domésticas: ese estropajo de plástico con mango no es para lavar lo biberones. En Suecia lo usan para los cacharros! Su función principal es quitar “lo más gordo” antes de meterlo en el lavavajillas.
– Y si en España te quejas por reciclar, prepárate en Suecia! El totalmente obligatorio (el vecino puede denunciarte si te pilla). Hay al menos 6 colores diferentes para distintos tipos de basura (a ver si no me equivoco: verde para orgánico, azul para papel, marrón para metal, amarillo para plástico, naranja para cartón y blanco para un apartado de miscelánea que puede incluir clicles, pañales o pelusas, x ej). Los vidrios (color y transparentes también por separado) y las pilas van a parte. El cartero te deja las bolsas de colores que tu sacas al contenedor. El camión se las lleva todas juntas y en las plantas de reciclaje las separan. También puedes ir directamente a esas plantas de reciclaje a llevar los vidrios, electrodomésticos, bombillas, muebles, etc. Ah! Y si tienes jardín necesitarás un contenedor marrón para dejar el césped, hojas y ramas que otro camión diferente recogerá!
– Qué incómodo me resulta ahora al venir a España el tener que abrir una puerta con las manos cuando vas con el carro del niño o cargado de bolsas! Dónde está el pulsador que abre automáticamente las puertas presentes en casi todos los portales/tiendas/restaurantes de Suecia?
– Por cierto, el telefonillo de los portales es algo inusual. Se suele abrir con código en vez de llave y se da por hecho que el amigo al que has invitado ya se sabe ese código!
– Si dejas el coche en un parking cubierto sueco no olvides de pagar por anticipado. En vez del sistema de ticket y pagar al salir según el tiempo que hayas estado, funcionan como “la zona azul” de España: pagar al aparcar. No es raro encontrar ticket encima de las máquinas con gente que se ha ido antes de lo previsto y deja su ticket ya pagado con tiempo extra para que otro lo use. Lo que sigue siendo un misterio son las señales de aparcamiento de zona azul de las ciudades, con horas y días, algunos en entré paréntesis (los fines de semana) y combinaciones de letras y números según las zonas. Lo que más cómodo me parece es aparcar donde se puede usar una APP para el móvil en vez de ticket y monedas!
– Si bien las normas de circulación son similares hay algún detalle. Uno que no me he acostumbrado aún es que en la ciudad, salvo que haya una señal amarilla en forma de rombo, en todos los cruces tiene preferencia el que sale por la derecha. Da igual que tu vayas por una calle principal y te salga por una calle pequeña un coche, debes dejarle paso. Otra diferencia es que no pueden hacer controles de velocidad móviles por sorpresa en carretera, todo radar debe ser anunciado con antelación. Pero en ciudad si hay policías con radares pequeños que te pueden dar un disgusto, pues la multa es gorda. Les llaman autovia a cualquier cosa. Tramos de carreteras de un sólo carril con límite de 90 pueden ser una parte de una autovia.
– Correos tiene otras curiosidades. La mayoría de los supermercados tienen su oficina de Post desde donde enviar y recibir paquetes. Es inusual que haya buzones en los edificios y el cartero suele dejar las cartas por debajo de la puerta. Y para evitar publicidad se suele poner una pegatina diciendo “Ingen reklam, tack” o algo similar.
– El equivalente al DNI español es el personnumber sueco. Pero mejorado. Sin ese número no eres nadie y no puedes hacer nada. Para solicitarlo debes cumplir unos requisitos algo estrictos (contrato de trabajo o cónyuge sueca son los principales). Consiste en tu fecha de nacimiento al revés (aaaammdd) seguida de 4 números diferentes para cada individuo (si eres mujer el penúltimo será un número par, impar para hombres). Pero lo más llamativo para nosotros es que a través de ese número se puede obtener toda la información de la persona en internet. Por supuesto la fecha de nacimiento/cumpleaños. Pero hay páginas con tu dirección y num de teléfono abiertos a todo el mundo. Incluso tu sueldo y declaración de la renta se puede facilitar a cualquiera que lo pida!
– Aunque se puede pagar en todos los sitios con tarjeta de crédito (hasta el billete de bus), resultan curiosas unas máquinas que hay en los supermercados donde dejas las monedas y a través de ella te dan el cambio.
– En relación con las tarjetas otra curiosidad: aunque tengas dinero en la cuenta, debes hacer como una transferencia a la tarjeta pRa poder usar ese dinero. Es decir, no se emplea directamente el dinero de la cuenta corriente, sino el de la tarjeta. Es un medio de proteger estafas con la tarjeta de crédito. Esas transferencias se pueden hacer en el momento con una APP del banco, útil cuando vas a pagar con la tarjeta, te de jefa la operación y es por no tener dinero en la tarjeta.
– En España se acaba de implantar algo que en Suecia llevaba ya tiempo: vagones de tren sin ruidos y, por ende, si animales, niños ni gente hablando por el móvil! Lo que podría copiar Renfe también de su homóloga SJ sueca es la wifi gratuita en todos los trenes!
– Olvidaros del “pago yo”, “no, me toca a mi”, “que no, insisto”. En Suecia cada uno se paga su comida/bebida cuando se hacen reuniones de grupo. Y la mayoría de las veces haciendo 5 tickets y pagando con tarjeta cada uno de los 5 comensales!
– Suecia es de los países más igualitarios (al menos en teoría). Por eso no está bien bien visto lo de ser “caballero”.
– Löppis sería como los mercadillos. Pero en cutre. Tanto como que los más populares son en los que la gente se trae en su coche las cosas de su casa viejas, desde ropa a películas, utensilios de cocina o baterías de coche, y las ofrece expuestas en el maletero abierto. Y es otro de los deportes nacionales en Suecia! Les encanta!

Pues hasta aquí. Seguro que cada uno de los lectores tiene sus propias experiencias y todos estaríamos encantados si las quisierais compartir!

Un saludo!

20140726-113547-41747823.jpg

Anuncios

Radio

Saludos de nuevo.
Mucho tiempo sin escribir. Es verano está siendo ajetreado con visitas casi todo el tiempo además de trabajar cada vez más (y mejor, esperamos) y … Disfrutar del precioso verano sueco! Todo lo que decían es verdad: el clima es fantástico, con veintitantos grados casi todos los días, con un sol que calienta lo suficiente para bañarte en mar, piscina, ríos o lagos, con algún chaparrón ocasional para limpiar y refrescar, con muchas actividades al aire libre en todas las ciudades y con un carácter mucho más abierto y divertido en la gente.
Os cuento por si os interesa escucharlo que el lunes día 12 a las 15:00 estaremos en un programa en directo de la radio sueca (P1). La corresponsal del sur de Europa (Alice Petren) estuvo en Calafell al principio de nuestro curso de sueco y nos entrevistó a cerca de la situación laboral de los médicos en España y nuestras expectativas en Suecia. Tras 6 meses aquí quiere hacer una actualización de nuestra situación y opiniones… Pero hablando en directo y en sueco! No vale reírse (demasiado).
Un saludo!

El sueco

Saludos de nuevo. Lo prometido es deuda. Tema demandado e importante: el idioma.
Lo primero, motivación e importancia. A pesar de que realmente casi todo el mundo en Suecia habla bien el inglés y es posible comunicarse con ellos sin saber sueco (incluso muchos saben español también), el que quiera mudarse a residir y trabajar en Suecia debe aprender sueco. Puede haber excepciones de ambientes más “anglófilos” como laboratorios de investigación, por ejemplo, pero sin duda que el saber sueco abre puertas. Y para trabajar en un hospital es imprescindible. Las sesiones clínicas y el día a día con los compañeros es en sueco. Y con los pacientes también! Por lo tanto requisito imprescindible. Tanto como que se exige un C1 para poder homologar la titulación sanitaria (hasta hace poco era un B2 pero han subido el nivel exigido).
Sin entrar en detalles filológicos, el sueco tiene bastantes similitudes con el inglés. Se les supone un origen común. La gramática es parecida en cuanto a la conjugación de los verbos, por ejemplo. Hay muchas palabras comunes y también reciben mucha influencia, siendo los anglicismos muy frecuentes.
Para los españoles creemos que la pronunciación es lo más difícil. Tienen 8 vocales (ä, å, ö). Hay sonidos vocálicos y consonanticos largos y cortos. Tienen un par de sonidos consonanticos raros: el de tjugo que es como una ch nuestra y el de sju que es una h algo más aspirada que la inglesa.
En general se lee como escribe, aunque hay alguna norma con sus excepciones. En el día a día hay ciertas palabras que se acortan al hablar rápido (como nuestro “jugao” en vez de “jugado”).
De la gramática lo más especial es el género “en” o “ett“. No es nuestro masculino/femenino, sino que ciertas palabras (aunque hay alguna norma y truquillos, la mayoría hay que aprenderlas de memoria) son “en” y otras “ett“. Además se conjugan los sustantivos y los adjetivos según singular y plural y según si es determinado o indeterminado. Así hay una muñeca (en docka), la muñeca (dockan), unas muñecas (dockor) y las muñecas (dockorna).
Los verbos se parece mucho al inglés. Tienen sus verbos irregulares para el pasado y el participio, los partikel que son como los phrasal, los auxiliares (kan en vez de can, por ejemplo) y los infinitivos (“att gå” en vez de “to go“).
Otra cosa difícil de aprender aunque muy útil, son los “uttryck” o expresiones, frases hechas. Hay muchas, como para ir aprendiéndolas con el uso del día a día.

El lenguaje médico puede ser fácil o muy difícil. Me explico: los profesionales conocen los términos latinos y los usan con frecuencia. Pero muchos pacientes, sobre todo los más mayores, no. Y tienen una palabra sueca para casi todas las palabras latinas. Por eso hay mucho vocabulario que aprender!

Imagino que no será igual en todo el país, pero en las grandes ciudades y sus entornos es muy alta la tasa de emigrantes. Por lo tanto están todos muy habituados a tratar con gente que no tiene el sueco como idioma materno. Por ejemplo, en mi servicio de Eskilstuna había casi 30 pediatras con representadas 15 nacionalidades.

Aunque en toda Suecia se habla el mismo idioma, tienen sus dialectos. Sobre todo en el sur de Suecia tienen una forma de hablar bastante distinta y característica. Hacen las “r” con un sonido muy similar a como las hacen los franceses. Supongo que será como el andaluz para nosotros. Pero cuesta pillarles!

El noruego y el danés también se parecen al sueco. Sería como el italiano o el portugués, que si lo lees u oyes despacio puedes entender gran parte. De hecho es habitual que médicos extranjeros vivan en Suecia y trabajen a tiempo parcial en Noruega porque pagan muy bien. El finlandés/suomi es otra historia.

A todo extranjero que llega a Suecia se le ofrece unos cursos gratuitos de idioma. Casi todas la ciudades tienen centros públicos oficiales para enseñar (SFI). El problema es que dicen que el aprendizaje es muy lento pues en las mismas clases hay gente con formación universitaria y casi analfabetos. Además hay cursos de pago que si funcionan bien en folkuniversitet, disponibles también en casi todas las ciudades.

Aunque hay varios diccionarios para smartphone, los 2 que más me gustan son “Lexicom” (español-sueco y viceversa con conjugación de verbos, sustantivos, expresiones…) que es de pago y necesite internet y el “WordRoll SE” (inglés-sueco y viceversa), sólo palabras pero no necesita internet. A parte en la red hay mil recursos, páginas, blogs…

Hace varios meses encontramos unas clases particulares a través de Skype con una sueca afincada en Málaga que además trabajó como traductora en un hospital, así que controla tb de lenguaje médico. Su contacto es: http://aprendesuecoenmalaga.blogspot.com.es/

Lo peor que nos ha pasado desde que nos mudamos es que hemos perdido nuestro inglés. Al parecer le pasa a mucha gente que sólo tiene 2 idiomas. Cuando el coco busca una palabra que no es en español, echa mano del sueco y no logramos encadenar 3 palabras en inglés seguidas. Lo entendemos pero no lo podemos hablar. Esperamos que vuelva pronto el inglés fugitivo!

Suficiente por ahora!