Solo en Suecia

Saludos de nuevo.Ahora tenemos tres hijos pequeños y el plan de turismo ha cambiado. Pero previamente era viajar nuestra mayor afición. No diremos que hemos recorrido el mundo pero sí hemos visitado un par de decenas de países diferentes. Pues en esta entrada os queremos contar algunos objetos, costumbres y hechos que solo hemos visto y vivido en Suecia. Y no queremos ceñirnos a lo más famoso: filosofía “háztelo tú mismo” a lo IKEA, el folklore, las celebraciones del solsticio de verano (midsommar) o los beneficios sociales para el cuidado de hijos. Queríamos nombrar alguno menos conocido, anecdótico muchos de ellos. La lista está abierta para ampliarla con vuestras sugerencias. Allá vamos:

Levantar puerta para cerrar. Hay varias manivelas para abrir y cerrar puertas. Una de ellas muy habitual echa el cerrojo al subirla. Pero lo más curioso es que muchas las puertas de los domicilios precisan subir el picaporte para poder cerrarlas con llave, como si necesitasen accionar la cerradura así.
Pulsador abrir puertas. Se tiene mucho en cuenta en las ciudades las personas con movilidad reducida y los carritos de los niños. Un ejemplo son los pulsadores que en muchas puertas de organismos oficiales y comercios accionan automáticamente su apertura.

Cepillo y recogedor. El palo de la escoba mayor de un metro es uno de esos raros objetos que se echan de menos en Suecia. Me cuesta acostumbrarme a escobas pequeñas y recogedores malos!

Estropajos. Hay dos tipos diferentes de estropajos con palo. Uno parecido a los limpiadores de biberón y se usan para retirar los restos de los platos antes de meterlos en el lavavajillas. El otro es un estropajo pequeño pero de los habituales en España, con un mango que se rellena con jabón. Estos los acabo de ver en España por primera vez.

Ceder paso. Las normas de circulación son parecidas. Hay costumbres cómo frenar antes de los pasos de cebra a una distancia importante (supongo que es tanto para clarificar al peatón que puede pasar y para respetar una mayor distancia de frenado pensando en calzadas heladas). Pero también hay una norma a la que nos cuesta habituarnos: ceder el paso al coche que viene en una intersección. Hay vías principales con una señal en forma de rombo amarillo que indica que tiene preferencia el auto que va por ella. Pero en ausencia de esa señal debes ceder el paso al coche que viene en la intersección.

Descalzarte. Hábito lógico en un sitio con muchos meses con calles mojadas, nevadas, embarradas… Es higiénico dejar esos zapatos sucios al entrar en casas… Y muchos comercios, bibliotecas y edificios públicos. Y esta sí es una costumbre a la que nos hemos hecho. Ahora me resulta raro estar en una vivienda con zapatos aunque sea en España. Y mis hijos no dudan en descalzarse automáticamente en todos los sitios.

Brindar. En diferentes países hay diferentes formas de brindar. La sueca también es especial: se miran a los ojos mientras dicen “skål”. Está bien cuando es una pareja, pero en actos multitudinarios hay que mirar a los ojos de todos!

Lunch. Una de las preguntas recurrentes es si la vida en Suecia es mucho más cara que en España. Siendo difícil la respuesta, un aspecto evidente es el alcohol: muchísimo más caro por los altos impuestos que lo graban en Suecia. Esto también hace que los restaurantes, pidiendo vino o cerveza, sean mucho más caro. En cambio el agua del grifo está muy buena y es gratis. Aún así, cenar fuera es caro. No se lleva el picoteo ni es compartir, cada uno suele pedirse un plato. Y rondará los 20€ de media para cenar. En cambio sí es barato comer los días de entre semana, el lunch. Como el menú del día en España, allí te ofrecen un plato principal a elegir entre varios, además de ensalada que suele ser buffet, café, pan y una bebida. Y todo por 7-10€ aprox.es decir, el mismo plato que para cenar cuesta más del doble y sin los extras!

Comprar en el supermercado con mando a distancia. Seguramente en España ya esté y yo no lo haya visto aún. Si no imagino que llegará. Plan: te registras en la cadena de supermercados donde suelas comprar con tu tarjeta de crédito (además sueles acumular puntos para descuentos en cada compra), al llegar coges carro, bolsas y un mando a distancia (realmente un lector de códigos de barras), con él escaneas cada objeto que metes directamente en las bolsas, al terminar registras tu compra en unas cajas especiales y te vas con tus bolsas sin hacer colas. El cobro se te carga a la tarjeta automáticamente.

Camas. Desde la primera visita a Suecia hace ya más de 4 años nos llamó la atención. Después cada vez que hemos dormido en hotel nos sigue llamando. Y las visitas a IKEA es algo que no dejamos de comentar: las camas allí tienen un somier ancho y un colchón fino, al contrario que en España. Además la forma de presentar las camas es con el edredón hecho un rectángulo encima de la cama, estirado de largo y metido debajo del colchón en los pies, doblando unos centímetros de ancho por cada lado. Desconocemos el origen pero… No me parece cómodo!

Tortitas como comida. La gastronomía sueca da para muchas líneas (o no tantas, pues no es tan variada!), pero hay una costumbre que nos llama mucho la atención. Casi todos los menús de niños ofrecen hamburguesa o albóndigas (köttbullar) o tortitas (pankakor). Estas servidas con nata y mermelada de fresa, nunca con chocolate. Y no de postre, si no como plato principal. Pero es tan frecuente que no es nada raro ver a adultos comiendo tortitas con nata y fresa como comida o cena y disfrutándolas como niños!

Leche. En Suecia hay 2-3 marcas de leche y todas son frescas, sin uperisar (UHT). Esto hace imprescindible ir al súper casi a diario a por leche. Yo no soy ningún amante de los lácteos pero nuestros dos hijos se han acostumbrado a beberla directa del tetrabrick. Pues en este viaje a España nos han dicho que la leche española está muy mala, que no les gusta, que la sueca está mucho más rica.

Publicidad telefónica. Algo odioso: con mucha frecuencia, diría que varias veces por semana, recibimos llamadas de números no conocidos, tanto fijos como móviles, que al descolgar resultan ser publicidades de lo más variado. Es uno de los problemas de vivir en un “Gran Hermano” por culpa del número personal. Asociado a tu número, como el DNI sueco, hay información de tu dirección y número de teléfono. Esto hace muy fácil los abusos en las campañas publicitarias.

Agua: como ya hemos comentado, el agua del grifo en Suecia es una delicia. Está muy buena de sabor y es de calidad. Por ello nos sorprende tanto lo poco que la beben los suecos. Ya no sólo es frecuente con coman con leche (los niños sobre todo) o refrescos/cerveza (los adultos), si no que el agua que beben es con sabor o con gas. Incluso son muy populares las máquinas domésticas para hacer gas en el agua del grifo.

Fika. Creo que en otras entradas ya hemos nombrado este deporte nacional sueco. En principio el término se refiere a la pausa de media mañana o media tarde para tomar un café que se suele acompañar de un bollo o pastel. Pero es mucho más, es uno de los actos sociales más importantes. En España si es frecuente que “quedemos a tomar un café” cuando queremos pasar un rato con un amigo. Pero en Suecia es casi obligado en el trabajo el tomarte ese café con los compañeros para socializar y muchas veces resolver problemas laborales en un ambiente distendido.

– Cumpleaños: los adultos celebran con fiesta, con frecuencia sorpresa, con amigos y compañeros, cada 5 años (30, 35, 40…). Los cumpleaños intermedios tienen celebraciones más íntimas solo con la familia.
Hasta aquí la primera parte de la lista. Si se nos van ocurriendo más ideas las iremos añadiendo, pero estaríamos encantados de recibir vuestros comentarios. Sería también interesante saber si estás curiosidades suceden en otras partes o realmente son exclusivas de Suecia.
Un saludo!

Curiosidades

Tras más de un año en Suecia queremos compartir algunas curiosidades que nos llaman la atención. Sin ánimo de crítica sino de información a tener en cuenta al mudarse. Allá van unas cuantas:

– Es cierto que el problema mayor no es el frío si no la falta de luz. Para el frío siempre te podrás abrigar más. Pero ese cielo gris que no deja pasar el sólo durante todos los días de más de 3-4 meses es desesperante. Totalmente razonable (y necesario si te lo puedes permitir) una escapada a Canarias en noviembre! Y cierto también que es mejor que nieve. Al estar blanco, la poca luz que hay se refleja más. Por eso se entiende que cuando sale el sol estén todos los bancos ocupados con gente haciendo la fotosíntesis!
– Hace falta mucha ropa en Suecia. Se comprueba en la guardería: como juegas fuera todos los días, independientemente del clima, hace falta abrigo/overall para la nieve, con una chaqueta polar debajo los días de mas frío. Acompañado de guantes, bufanda, gorros, botas … Cuando se va la nieve y cuando llueve es necesario ropa de menos abrigo pero impermeable, tanto botas como pantalones y chaqueta. Y en verano hay días de calor, así que en el armario debe haber también bañador y camisetas de tirantes!
– Casi todo el mundo lleva la misma ropa y zapatos. Tiendas de ropa, como de todo lo demás, son casi en exclusiva las grandes franquicias (H&M, Ålens y similares). Apenas hay tiendas pequeñas familiares.
– Como bien dice nuestro querido amigo Carlos, las ciudades suecas parecen franquicias. Tu dices “quiero poner aquí una ciudad sueca” y te dan un río, sus puentes, un centro de ciudad con una plaza, una iglesia/castillo (slot), los mismos centros comerciales con las mismas tiendas, una periferia con barrios residenciales y bosques. Todas chulas y con encanto, pero todas muy similares.
– El restaurante típico sueco es en el que te sirven pizza, kebab y ensaladas. Todos los barrios y pueblos pequeños tienen este tipo de restaurante, en vez de el bar de pueblo!
– La gastronomía daría para una nueva entrada del blog, pero en general se come bien en Suecia, aunque también nos parece siempre lo mismo. Los restaurantes suecos tienen los mismo 6-8 platos con sus variaciones (ensalada, pasta, solomillo, ternera, pescado blanco). Lo mejor es que hay variedad de restaurantes de todos los sitios del mundo: chinos, sushi, árabes, libaneses, mejicanos, griegos (tienen mucho éxito) e incluso españoles!
– Es obvio que Suecia es un país multicultural. Orígenes tan variados como Somalia, Chile, Irak o Grecia (y Rusia, Alemania, Yugoslavia…) convivimos con los escandinavos.
– Obligatorio descalzarse al entrar a una casa. Pero muchos sitios públicos, gimnasio por ejemplo, también lo exigen. En invierno se entiende por ir mojado y sucio el calzado. Pero es tan rutinario que al venir a España me siento raro llevando zapatos dentro de casa.
– Si eres invitado a cenar a casa de unos suecos es recomendable llevar un detalle. Lo más standard es un ramo de flores. Unos bombones también son un buen comodín. Si se conoce bien a la familia, una buena botella de vino queda muy bien. Y si llevas un postre casero seguro que triunfas.
– Fikar es el genuino verbo sueco que se usa para esa pausa a media mañana o a media tarde para tomar un café y unos bollos mientras dialogas informalmente con compañeros o amigos. “Deporte nacional” en Suecia. Prohibido criticarlo y no unirte!
– Horarios: difícil de acostumbrarse para los españoles. Los supermercados abren los 365 días del año y muchos en horarios amplios de 7 a 23 (otros más pequeños de 9 a 20). Pero las tiendas y oficinas suelen abrir de 10 a 18-19 de lunes a viernes y de 10 a 16 los sábados y domingos. Es cierto que casi todo abre los domingos, pero nos resulta incómodo que a las 4, sobre todo los sábados por la tarde, esté todo cerrado.
– Es más habitual que se pase la aspiradora a que se barra el suelo. Pero quizá sea porque las escobas y recogedores son muy incómodos! Valorad llevar un palo de escoba largo de España! Allí no los hay de más de un metro!
– Otro choque cultural frecuente es cuando resides en una vivienda con lavadora/secadora común para todos los inquilinos del edificio. El apuntarte en un calendario para disponer del sitio y las máquinas durante 2-3 horas (y no pasarte ni un minuto!) es algo a lo que nos cuesta acostumbrarnos.
– Siguiendo con las labores domésticas: ese estropajo de plástico con mango no es para lavar lo biberones. En Suecia lo usan para los cacharros! Su función principal es quitar “lo más gordo” antes de meterlo en el lavavajillas.
– Y si en España te quejas por reciclar, prepárate en Suecia! El totalmente obligatorio (el vecino puede denunciarte si te pilla). Hay al menos 6 colores diferentes para distintos tipos de basura (a ver si no me equivoco: verde para orgánico, azul para papel, marrón para metal, amarillo para plástico, naranja para cartón y blanco para un apartado de miscelánea que puede incluir clicles, pañales o pelusas, x ej). Los vidrios (color y transparentes también por separado) y las pilas van a parte. El cartero te deja las bolsas de colores que tu sacas al contenedor. El camión se las lleva todas juntas y en las plantas de reciclaje las separan. También puedes ir directamente a esas plantas de reciclaje a llevar los vidrios, electrodomésticos, bombillas, muebles, etc. Ah! Y si tienes jardín necesitarás un contenedor marrón para dejar el césped, hojas y ramas que otro camión diferente recogerá!
– Qué incómodo me resulta ahora al venir a España el tener que abrir una puerta con las manos cuando vas con el carro del niño o cargado de bolsas! Dónde está el pulsador que abre automáticamente las puertas presentes en casi todos los portales/tiendas/restaurantes de Suecia?
– Por cierto, el telefonillo de los portales es algo inusual. Se suele abrir con código en vez de llave y se da por hecho que el amigo al que has invitado ya se sabe ese código!
– Si dejas el coche en un parking cubierto sueco no olvides de pagar por anticipado. En vez del sistema de ticket y pagar al salir según el tiempo que hayas estado, funcionan como “la zona azul” de España: pagar al aparcar. No es raro encontrar ticket encima de las máquinas con gente que se ha ido antes de lo previsto y deja su ticket ya pagado con tiempo extra para que otro lo use. Lo que sigue siendo un misterio son las señales de aparcamiento de zona azul de las ciudades, con horas y días, algunos en entré paréntesis (los fines de semana) y combinaciones de letras y números según las zonas. Lo que más cómodo me parece es aparcar donde se puede usar una APP para el móvil en vez de ticket y monedas!
– Si bien las normas de circulación son similares hay algún detalle. Uno que no me he acostumbrado aún es que en la ciudad, salvo que haya una señal amarilla en forma de rombo, en todos los cruces tiene preferencia el que sale por la derecha. Da igual que tu vayas por una calle principal y te salga por una calle pequeña un coche, debes dejarle paso. Otra diferencia es que no pueden hacer controles de velocidad móviles por sorpresa en carretera, todo radar debe ser anunciado con antelación. Pero en ciudad si hay policías con radares pequeños que te pueden dar un disgusto, pues la multa es gorda. Les llaman autovia a cualquier cosa. Tramos de carreteras de un sólo carril con límite de 90 pueden ser una parte de una autovia.
– Correos tiene otras curiosidades. La mayoría de los supermercados tienen su oficina de Post desde donde enviar y recibir paquetes. Es inusual que haya buzones en los edificios y el cartero suele dejar las cartas por debajo de la puerta. Y para evitar publicidad se suele poner una pegatina diciendo “Ingen reklam, tack” o algo similar.
– El equivalente al DNI español es el personnumber sueco. Pero mejorado. Sin ese número no eres nadie y no puedes hacer nada. Para solicitarlo debes cumplir unos requisitos algo estrictos (contrato de trabajo o cónyuge sueca son los principales). Consiste en tu fecha de nacimiento al revés (aaaammdd) seguida de 4 números diferentes para cada individuo (si eres mujer el penúltimo será un número par, impar para hombres). Pero lo más llamativo para nosotros es que a través de ese número se puede obtener toda la información de la persona en internet. Por supuesto la fecha de nacimiento/cumpleaños. Pero hay páginas con tu dirección y num de teléfono abiertos a todo el mundo. Incluso tu sueldo y declaración de la renta se puede facilitar a cualquiera que lo pida!
– Aunque se puede pagar en todos los sitios con tarjeta de crédito (hasta el billete de bus), resultan curiosas unas máquinas que hay en los supermercados donde dejas las monedas y a través de ella te dan el cambio.
– En relación con las tarjetas otra curiosidad: aunque tengas dinero en la cuenta, debes hacer como una transferencia a la tarjeta pRa poder usar ese dinero. Es decir, no se emplea directamente el dinero de la cuenta corriente, sino el de la tarjeta. Es un medio de proteger estafas con la tarjeta de crédito. Esas transferencias se pueden hacer en el momento con una APP del banco, útil cuando vas a pagar con la tarjeta, te de jefa la operación y es por no tener dinero en la tarjeta.
– En España se acaba de implantar algo que en Suecia llevaba ya tiempo: vagones de tren sin ruidos y, por ende, si animales, niños ni gente hablando por el móvil! Lo que podría copiar Renfe también de su homóloga SJ sueca es la wifi gratuita en todos los trenes!
– Olvidaros del “pago yo”, “no, me toca a mi”, “que no, insisto”. En Suecia cada uno se paga su comida/bebida cuando se hacen reuniones de grupo. Y la mayoría de las veces haciendo 5 tickets y pagando con tarjeta cada uno de los 5 comensales!
– Suecia es de los países más igualitarios (al menos en teoría). Por eso no está bien bien visto lo de ser “caballero”.
– Löppis sería como los mercadillos. Pero en cutre. Tanto como que los más populares son en los que la gente se trae en su coche las cosas de su casa viejas, desde ropa a películas, utensilios de cocina o baterías de coche, y las ofrece expuestas en el maletero abierto. Y es otro de los deportes nacionales en Suecia! Les encanta!

Pues hasta aquí. Seguro que cada uno de los lectores tiene sus propias experiencias y todos estaríamos encantados si las quisierais compartir!

Un saludo!

20140726-113547-41747823.jpg

Supermercados y comida

Hola de nuevo. Tras unos días de parón escribimos de nuevo sobre algo práctico: comprar en un súper sueco.
Olvidaros del mercado o de las tiendas familiares (fruterías, carnicerías, pescaderías…). Si hay panaderías-pastelerías (kondotori) pero todo lo demás se compra en el súper.
En casi todas las ciudades es probable que encontréis súper de 4-5 marcas diferentes: Lidl, ICA, Coop, Willys y Netto. Abren todos los días del año en horarios que oscilan entre las 7-10 y las 18-22.
Como en España todos hacen ofertas y promociones a diario. Pero en global dice que Willys es el más barato. Sería un equivalente a mercadona.
ICA y Coop suelen tener grandes superficies donde tienen de todo, desde fruta a máquinas cortacésped. Serían más parecido a Alcampo o Carrefour.
Todos tienen los mismos productos suecos pero en cada uno hemos encontrado detalles útiles para españoles. Os relatamos algunos que nos han llamado la atención:
– Leche: dura sólo 7-10 días sin caducar. Hay entera o desnatada. Hay sólo una marca. Además hay en casi todos productos sin lactosa (la intolerancia aquí es muy frecuente).
– Yogurt: sigo sin haber encontrado fuera del Lidl un Yogurt natural de toda la vida. En la mayoría hay yogures de sabores, en tetrabrik de 1 litro. Bio, danonino o actimel también se pueden encontrar pero no en todos.
– Fruta: naranjas españolas en casi todos. Manzanas, peras, plátanos y fresas también hay casi siempre. Es en los súper de mayor tamaño donde encontramos otras frutas. Ya hemos comprado sandia, melón, albaricoque, cerezas o nectarinas españolas.
– Verdura: ninguna diferencia con España. Zanahoria, pepino (un forma más larga), pimientos, tomates, cebollas (suelen ser moradas), patatas, lechuga… En un Coop grande de aquí encontramos endivias y cogollos de lechuga de Murcia.
– Carne: picada, ternera, lomo de cerdo y pechugas de pollo en todos lados. Muy habitual también un solomillo de cerdo que sale rico. Salchichas o albóndigas son universales. En Willys hay chorizo y fuet español. Jamón Serrano aunque más parecido a prosciuto italiano también hay en muchos sitios. Salchichón, jamón cocido, salami o choped hay al vacío o en grandes superficies también hay zonas de charcutería.
– Pescado: es lo que más echamos de menos. En la costa este de Suecia hay muy poco porque en el báltico se pesca poco y dicen que esta contaminado. En la costa oeste es otra cosa, dicen. Aquí hay salmón y arenques, pero poco más. Sólo en un par de grandes superficies tienen pescadería pero con poco y no muy bueno.
– Pan: casi todos los súper tienen su propio horno y hacen pan bueno, como el español, además de bollos variados. Aparte algo de lo que más comen los suecos es pan seco, en distintas variedades.
– Delicatesen: muchos grandes súper tienen su zona donde venden charcutería, quesos (manchego hemos encontrado alguna vez), aceitunas, ensaladas hechas o carnes ya cocinadas (costillas, pinchos, pollo asado).
– Chuches (godis): otra cosa “típica” de Suecia aunque realmente son las chuches vendidas al peso como en España. Pero hay tiendas sólo para eso y también zonas en los súper para echarte una bolsica de chuces antes de ir a casa…
– Otros: el Willys tienen pipas saladas, en el ICA hay lentejas normales, en el Lidl yogures naturales y galletas María (en los otros son Marie, que no son lo mismo). En general no hay marcas blancas y pocas alternativas de marcas. Y precios no mucho más caros que en España.

Suficiente por hoy!

Por cierto, aceptamos sugerencias para futuros temas.

Un saludo

Variado

Recopilamos hoy comentarios escritos en varios correos a potenciales futuros compañeros de trabajo en Suecia. Recogen información general y específica para personal sanitario.
– Hay diversas agencias que facilitan los contactos, los trámites y el curso de sueco (nosotros vinimos con Medicarrera). Pero también es cierto que hay bastante gente que ha venido sin agencias. De hecho, hay en Facebook un grupo de Médico Españoles en Suecia donde escriben un par de médicos de familia que se vinieron por su cuenta. Les suelen ofrecer un curso de sueco mientras empiezas a trabajar en el mismo hospital. 
Formación médica resumida: después de 6 años de Universidad tienen un periodo de formación general (AT-läkare) durante unos 2 años. Después hacen la especialidad (ST-läkare) que suele durar 5 años, luego son especialistas y finalmente tras 5-7 años de especialista, si cumples unos criterios (ser responsable de alguna parcela en tu servicio y ser doctor) eres överläkare. Para ser AT y ST no hay MIR, es a través de CV y entrevistas. Casi todos los ST que terminan se quedan luego en el hospital que les formó. El truco es que hace unos 20 años se quedaron cortos con los ST que formaron durante una crisis económica que tuvieron. Por eso, ahora que se jubilan muchos médicos, no tienen suficiente recambio. Además, en la frontera con Noruega hay muchos que trabajan en Noruega aunque viven en Suecia porque pagan más allí, aunque es muchísimo más caro vivir. Total que realmente sí hacen falta médicos en Suecia. Por eso también hay tantos extranjeros. Lo bueno es que los de la EU nos convalidan el título. En cambio hay muchos llegados de fuera de Europa que, aunque sean especialistas, tienen que hacer parte del ST. 
Sueldos de médico: En general, como ST, unas 40.000 coronas (cerca de 5.000€), como especialista 50.000 SEK y como överläkare unas 60.000. Todo eso bruto, hay que quitar la tercera parte de impuestos. Y sin guardias. Suele firmarse un primer contrato de 6 meses de prueba y después suelen ser contratos indefinidos. No hay oposiciones, interinidades ni cosas parecidas, sino contratos con fecha límite (vikariet) e indefinidos (tillsvidare). Pero el sueldo se negocia cada año según capacidades, objetivos… Otro matiz es que nos paga nuestro servicio, no el hospital. Todos los gastos, incluidos sueldos, dependen del jefe de servicio. 
– Las guardias suelen ser de 12 horas, pero variable según el servicio. Los AT y ST suelen estar de presencia y los överläkare de localizados (Backjour). Es un lío para pagarlas y librarlas. Se suman las horas que has trabajado de guardia, teniendo en cuenta que por ejemplo si estás en el hospital trabajando una hora por la noche cuenta como 2 horas pero si estás localizado durmiendo en casa cuenta como menos de media hora. Al final de mes se calcula y te pagan un porcentaje (en mi servicio el 20%) y libras en los meses siguientes el resto de horas (jourkomp). 
Gastos: no es mucho más caro que España, ni alquiler ni comida. Pagamos 1.000€ de alquiler por una casa grande con jardín y piscina en las afueras. Un apartamento en el centro salía por algo parecido. Y en el super encuentras cosas muy similares a lo de aquí a precios similares. Por supuesto Estocolmo es más caro que una ciudad más pequeña, igual que Madrid es más caro que Albacete.
Clima: el tiempo no es un problema tan grande. Nosotros llegamos en febrero, ya veremos el año que viene cuando nos comamos un invierno entero, pero estos meses han sido llevaderos. Sí hace mucho frío y si nieva mucho, pero con buena ropa, lo poco que pasees por la calle te protege bien, con buen calzado se puede caminar a pesar de la nieve y el hielo, dentro hay buenas calefacciones y se conduce también bien a pesar de la nieve. No podemos decir que hayamos pasado frío ni tenido ningún problema pese a tener -20 y 1 m de nieve en la puerta. Echaremos de menos el sol y el calor, pero no se puede tener todo! Dicen que es bonito que haya 4 estaciones muy marcadas. Y acabamos de comprobar que ha sido salir el sol y tener 10° y la gente sale a la calle en masa, florecen las terrazas y todo es más alegre.
La gente: primero es imposible generalizar. El 20% de la gente que vivimos en Suecia somos extranjeros. Depende de la zona, pero en mi hospital sí se cumple que 1 de cada 5 viene de Somalia, Irak, Chile, Noruega, Yugoslavia o Polonia, por ejemplo. Y cada uno con sus costumbres, tradiciones e incluso religiones. Y todos se llevan muy bien. Por lo tanto no te sientes excluido, todos están habituados al trato con el foráneo e incluso para el idioma es más fácil hablar con gente cuyo sueco es segundo idioma. En general podemos decir que los suecos son muy majos, siempre dispuestos a ayudar, no discuten nunca y facilitan todo lo posible. Cierto es que el paso a hacer auténtica amistad es más difícil. Pero creo que en parte porque lo que nosotros solemos hacer para relacionarnos cambia. Ellos durante el trabajo paran varias veces a tomar café (fika) y comen juntos. Pero después del trabajo lo habitual es ir a por los críos (los suelen tener muy pronto) y a casa. Aún así casi el 50% están divorciados y hay mucha gente que vive sola, así que hay de todo. Pero para el día a día son gente muy agradable y fácil de trabajar con ellos.
 
Total que realmente en Suecia se trabaja mucho, mucho mejor que en España y en general se vive bien. Sin duda que al que le gusta la nieve o la naturaleza es el sitio perfecto. Para los niños y las familias también es un sitio fantástico. Pero no quiere decir que un soltero urbanita no pueda estar a gusto!