Solo en Suecia

Saludos de nuevo.Ahora tenemos tres hijos pequeños y el plan de turismo ha cambiado. Pero previamente era viajar nuestra mayor afición. No diremos que hemos recorrido el mundo pero sí hemos visitado un par de decenas de países diferentes. Pues en esta entrada os queremos contar algunos objetos, costumbres y hechos que solo hemos visto y vivido en Suecia. Y no queremos ceñirnos a lo más famoso: filosofía “háztelo tú mismo” a lo IKEA, el folklore, las celebraciones del solsticio de verano (midsommar) o los beneficios sociales para el cuidado de hijos. Queríamos nombrar alguno menos conocido, anecdótico muchos de ellos. La lista está abierta para ampliarla con vuestras sugerencias. Allá vamos:

Levantar puerta para cerrar. Hay varias manivelas para abrir y cerrar puertas. Una de ellas muy habitual echa el cerrojo al subirla. Pero lo más curioso es que muchas las puertas de los domicilios precisan subir el picaporte para poder cerrarlas con llave, como si necesitasen accionar la cerradura así.
Pulsador abrir puertas. Se tiene mucho en cuenta en las ciudades las personas con movilidad reducida y los carritos de los niños. Un ejemplo son los pulsadores que en muchas puertas de organismos oficiales y comercios accionan automáticamente su apertura.

Cepillo y recogedor. El palo de la escoba mayor de un metro es uno de esos raros objetos que se echan de menos en Suecia. Me cuesta acostumbrarme a escobas pequeñas y recogedores malos!

Estropajos. Hay dos tipos diferentes de estropajos con palo. Uno parecido a los limpiadores de biberón y se usan para retirar los restos de los platos antes de meterlos en el lavavajillas. El otro es un estropajo pequeño pero de los habituales en España, con un mango que se rellena con jabón. Estos los acabo de ver en España por primera vez.

Ceder paso. Las normas de circulación son parecidas. Hay costumbres cómo frenar antes de los pasos de cebra a una distancia importante (supongo que es tanto para clarificar al peatón que puede pasar y para respetar una mayor distancia de frenado pensando en calzadas heladas). Pero también hay una norma a la que nos cuesta habituarnos: ceder el paso al coche que viene en una intersección. Hay vías principales con una señal en forma de rombo amarillo que indica que tiene preferencia el auto que va por ella. Pero en ausencia de esa señal debes ceder el paso al coche que viene en la intersección.

Descalzarte. Hábito lógico en un sitio con muchos meses con calles mojadas, nevadas, embarradas… Es higiénico dejar esos zapatos sucios al entrar en casas… Y muchos comercios, bibliotecas y edificios públicos. Y esta sí es una costumbre a la que nos hemos hecho. Ahora me resulta raro estar en una vivienda con zapatos aunque sea en España. Y mis hijos no dudan en descalzarse automáticamente en todos los sitios.

Brindar. En diferentes países hay diferentes formas de brindar. La sueca también es especial: se miran a los ojos mientras dicen “skål”. Está bien cuando es una pareja, pero en actos multitudinarios hay que mirar a los ojos de todos!

Lunch. Una de las preguntas recurrentes es si la vida en Suecia es mucho más cara que en España. Siendo difícil la respuesta, un aspecto evidente es el alcohol: muchísimo más caro por los altos impuestos que lo graban en Suecia. Esto también hace que los restaurantes, pidiendo vino o cerveza, sean mucho más caro. En cambio el agua del grifo está muy buena y es gratis. Aún así, cenar fuera es caro. No se lleva el picoteo ni es compartir, cada uno suele pedirse un plato. Y rondará los 20€ de media para cenar. En cambio sí es barato comer los días de entre semana, el lunch. Como el menú del día en España, allí te ofrecen un plato principal a elegir entre varios, además de ensalada que suele ser buffet, café, pan y una bebida. Y todo por 7-10€ aprox.es decir, el mismo plato que para cenar cuesta más del doble y sin los extras!

Comprar en el supermercado con mando a distancia. Seguramente en España ya esté y yo no lo haya visto aún. Si no imagino que llegará. Plan: te registras en la cadena de supermercados donde suelas comprar con tu tarjeta de crédito (además sueles acumular puntos para descuentos en cada compra), al llegar coges carro, bolsas y un mando a distancia (realmente un lector de códigos de barras), con él escaneas cada objeto que metes directamente en las bolsas, al terminar registras tu compra en unas cajas especiales y te vas con tus bolsas sin hacer colas. El cobro se te carga a la tarjeta automáticamente.

Camas. Desde la primera visita a Suecia hace ya más de 4 años nos llamó la atención. Después cada vez que hemos dormido en hotel nos sigue llamando. Y las visitas a IKEA es algo que no dejamos de comentar: las camas allí tienen un somier ancho y un colchón fino, al contrario que en España. Además la forma de presentar las camas es con el edredón hecho un rectángulo encima de la cama, estirado de largo y metido debajo del colchón en los pies, doblando unos centímetros de ancho por cada lado. Desconocemos el origen pero… No me parece cómodo!

Tortitas como comida. La gastronomía sueca da para muchas líneas (o no tantas, pues no es tan variada!), pero hay una costumbre que nos llama mucho la atención. Casi todos los menús de niños ofrecen hamburguesa o albóndigas (köttbullar) o tortitas (pankakor). Estas servidas con nata y mermelada de fresa, nunca con chocolate. Y no de postre, si no como plato principal. Pero es tan frecuente que no es nada raro ver a adultos comiendo tortitas con nata y fresa como comida o cena y disfrutándolas como niños!

Leche. En Suecia hay 2-3 marcas de leche y todas son frescas, sin uperisar (UHT). Esto hace imprescindible ir al súper casi a diario a por leche. Yo no soy ningún amante de los lácteos pero nuestros dos hijos se han acostumbrado a beberla directa del tetrabrick. Pues en este viaje a España nos han dicho que la leche española está muy mala, que no les gusta, que la sueca está mucho más rica.

Publicidad telefónica. Algo odioso: con mucha frecuencia, diría que varias veces por semana, recibimos llamadas de números no conocidos, tanto fijos como móviles, que al descolgar resultan ser publicidades de lo más variado. Es uno de los problemas de vivir en un “Gran Hermano” por culpa del número personal. Asociado a tu número, como el DNI sueco, hay información de tu dirección y número de teléfono. Esto hace muy fácil los abusos en las campañas publicitarias.

Agua: como ya hemos comentado, el agua del grifo en Suecia es una delicia. Está muy buena de sabor y es de calidad. Por ello nos sorprende tanto lo poco que la beben los suecos. Ya no sólo es frecuente con coman con leche (los niños sobre todo) o refrescos/cerveza (los adultos), si no que el agua que beben es con sabor o con gas. Incluso son muy populares las máquinas domésticas para hacer gas en el agua del grifo.

Fika. Creo que en otras entradas ya hemos nombrado este deporte nacional sueco. En principio el término se refiere a la pausa de media mañana o media tarde para tomar un café que se suele acompañar de un bollo o pastel. Pero es mucho más, es uno de los actos sociales más importantes. En España si es frecuente que “quedemos a tomar un café” cuando queremos pasar un rato con un amigo. Pero en Suecia es casi obligado en el trabajo el tomarte ese café con los compañeros para socializar y muchas veces resolver problemas laborales en un ambiente distendido.

– Cumpleaños: los adultos celebran con fiesta, con frecuencia sorpresa, con amigos y compañeros, cada 5 años (30, 35, 40…). Los cumpleaños intermedios tienen celebraciones más íntimas solo con la familia.
Hasta aquí la primera parte de la lista. Si se nos van ocurriendo más ideas las iremos añadiendo, pero estaríamos encantados de recibir vuestros comentarios. Sería también interesante saber si estás curiosidades suceden en otras partes o realmente son exclusivas de Suecia.
Un saludo!

Ocio en invierno

Saludos de nuevo.

Haciendo un ejercicio que da muuuuucha pereza, vamos a escribir sobre qué hacer en Suecia en invierno a pesar de estar a finales de julio!

Los días de diario son bastante monótonos. Con jornadas de 8 horas, comida a las 12 y cena a las 17-18, da tiempo a poca vida fuera del trabajo. Nosotros solemos cenar más tarde y hacer algo con los niños de 17 a 19 para estar acostándolos a las 20. Pero la costumbre aquí es cenar antes y después de cenar estar en casa. 

Para niños pequeños no es fácil encontrar actividades en las tardes de lunes a jueves. Casi todo se concentra en los fines de semana. Niños de edad escolar, a partir de 6-7 años tienen mayor oferta. Deporte y música es lo más popular. A diferencia de lo qué ocurre en España: los niños no suelen tener deberes y si actividades de tiempo libre en los colegios (fritids) y muchos críos prueban varias actividades con frecuencias de 1-2 veces a la semana en vez de elegir pocas actividades varias veces a la semana.

Los adultos sueles repartir su ocio en las dias de diario entre actividades hogareñas, estar con la familia y entrenar. Hay muchísimos gimnasios, en su mayoría abiertos 24 horas o al menos con amplios horarios. Hay un “truco” que justifica el negocio: hay ayudas sociales para hacer deporte de 1500 SEK anuales. Se pueden justificar pagando inscripciones en asociaciones, clubs o gimnasios. Muchos gimnasios ofrecen pagos anuales de unas 2000 SEK por lo que se considera casi gratis apuntarte al gimnasio. Es cierto que hay mucha gente que se cuida de verdad, pero también hay mucho apuntado que no se le ve el pelo (sudado) por el gym casi nunca! 

Hay una amplia oferta deportiva en casi todas las ciudades. Al margen de los gimnasios y la afición por correr y la bici, hay club de casi todo. Mi ciudad, mediana, tiene prácticamente todos los deportes que conozco, con instalaciones bastante adecuadas. Personalmente el problema que tenemos son los horarios, pues la mayoría de clases/entrenos son a las 18 o 19, horas en las que estamos con los críos. A partir de las 20-21 solo queda lo que tú puedas hacer por libre (gym, correr). Es obvio que en invierno mandan los deportes de hielo y nieve. Todos los suecos saben esquiar sobre hielo y lo hacen en estadios y en Lagos helados. El hockey es uno de los deportes nacionales. Tanto slalom como ski de fondo son otros deportes fundamentales en invierno. La “semana blanca” española aquí la llaman “vacaciones para deporte (sportlov)” y casi todos se van a las montañas. Hay pistas de ski en cada colina. Por el centro y sur de Suecia no hay muchas montañas pero si pistas pequeñas para aprender y matar el gusanillo. Las grandes instalaciones se encuentran en la frontera entre Noruega y Suecia.

Además de los deportes de invierno, el fútbol es el deporte más mediático. La liga sueca tiene poca calidad pero si bastante igualdad, por lo que pequeñas ciudades han estado arriba luchando por el título, generando afición y emoción. La liga femenina si es puntera. El fútbol sala o el paddel, deportes de moda en España, aquí empiezan a llegar. A cambio tiene otro de los deportes nacionales, el bandy. Se parece al hockey pues se juega con stick para meter una bola en una portería pero de tamaño mayor. Se puede jugar en pista interior o en césped al aire libre. Divertido de jugar pero no tanto de ver, opino.

No es muy habitual pero puede surgir que varios compañeros de trabajo queden para un AW = after work. Tomar una cerveza o cenar en algún local del centro para hablar de temas no laborales. Aparte de esto no es frecuente socializar (umgås) en el día a día. Y para hacerlo en los fines de semana hay que planificarlo con tiempo. No son espontáneos ni les gusta improvisar. Unido a que el plan suele ser invitar o ser invitado a casa, se hace con aquellos con quien tiene la un punto extra de confianza.

Las ciudades están perfectamente adaptadas al clima. Por un lado hay canalizaciones de agua caliente por debajo de las calles más céntricas que impiden el hielo. Por otro lado hay multitud de centros comerciales y actividades a cubierto. Bibliotecas, piscinas, centros de ocio (los parques de bolas que tanto han proliferado en España, pero de mayor tamaño) o museos (todos con su parte destinada a los niños) son planes que los suecos explotan los fines de semana (aunque a diario también se puede!). Los cines no tienen muchas diferencias con España: multicines con las pelis famosas internacionales y nacionales, caras a más de 10€ el billete, subtituladas pero no dobladas. Almodóvar es muy popular por aquí. Con el teatro y opera aún no nos hemos atrevido.

Como hemos nombrado en otra entrada, los suecos no suelen viajar al extranjero en verano. Reservan recursos para épocas de climas más desfavorables para ir a buscar sol y calor. Entre noviembre y marzo van muchos a Tailandia, España, Turquía, Egipto, Túnez, Grecia o Croacia, como destinos favoritos. El plan suele ser el de hotel con todo incluido y playa. Si bien hemos conocido pocos suecos que no hayan estado alguna vez en España,mío hemos conocido muchos que hayan buscado turismo cultural, artístico o gastronómico.

Resumiendo nuestro ocio: en el día a día vamos a parques cubiertos, biblioteca, museo o piscina cubierta (todo ello con instalaciones muy muy buenas). Esto no suelen hacerlo los suecos en su mayoría. Los fines de semana quedamos con los amigos en las casas o hacemos turismo en los alrededores, además de centros comerciales. Deporte desearíamos hacer más peor es por falta de tiempo y no de posibilidades. Una semana al año de ski y otra de Canarias es una rutina sueca que nos gusta, así como disfrutar del verano aquí con sus múltiples posibilidades.

Saludos!

Ocio veraniego

Saludos de nuevo.
Respondiendo a vuestras sugerencias os comentaremos algo de las costumbres suecas para el ocio… Y alguna cosa más que se nos ocurra!

Es obvio que la película cambia en verano y en invierno. De Perogrullo es también apostillar que lo que viene son generalidades que no siempre se pueden aplicar. Pero sí hay unas pautas que hemos conocido en muchos amigos suecos.

Empezamos por lo más actual: el verano. En otras entradas hablaremos del invierno.

  • El mes fuerte, donde la mayoría coge vacaciones y todo cierra es julio. Se parece mucho al agosto español. A principios de junio suele terminar el colegio y se reanudan las clases a mediados de agosto. Por tanto, primeros de agosto también se considera temporada alta vacacional pero en la segunda quincena… Empieza el otoño!
  • El clima: en julio se dan los días más calurosos del año. Según las zonas y los años, se pueden acercar a los 30°, refrescando por la noche cuando se baja a 10-15°. Más de eso se considera ola de calor. Lo vivimos un año y las autoridades se vuelcan con recomendaciones sanitarias. De todos modos esos días de sol y calor suelen ser puntuales. Lo realmente habitual es que en el mismo día hayas tenido un rato de sol y calor, un rato de nubes y fresco con algún chubasco, ya sean cuatro gotas o una buena tormenta de verano. Imprevisible. En ciertas zonas incluso el viento es inevitable la mayoría de los días. No sé si es sugestión o realidad pero en cuanto salen unos rayos de sol y subimos de 20° nos ponemos todos de manga corta y planeamos actividades al aire libre.
  • No es habitual que lo suecos hagan viajes al extranjero en verano. Prefieren guardar días y recursos para épocas con peor clima aquí. Los planes que hemos oído con más frecuencia son:
  1. Quedarse en casa sin hacer nada en concreto e improvisar según salga el día. Teorías: el clima es imprevisible y es mejor esperar antes de hacer planes de piscina o playa; durante el año están tan acostumbrados a planearlo todo al detalle que les apetece improvisar durante las vacaciones.
  2. Otra teoría: el sueño del sueco de clase media es comprarse una casa, una villa, con su jardín. La típica es roja, con 2 plantas y sótano, de madera, rodeada de césped con árboles frutales (manzanos, cerezos) y arbustos con frambuesas y otras bayas. Algunos ponen piscina, muchos tienen una casita con una sauna dentro. Muchas de estas casas tienen incluso otra casita pequeña de invitados (gäststuga). Estas viviendas pueden ser primera o segunda. Es decir, vivienda habitual o solo para el verano/fines de semana (sommarstuga). Construcción nueva de este tipo de viviendas hay, pero poca. La gran mayoría son antiguas, alguna muy antigua. Quizá por eso tienen precios relativamente asequibles. Y aquí viene la teoria: el plan del sueco de clase media es comprarse una de estas casas para vivir a su aire, en contacto con la naturaleza, con espacio, para poder cuidar su jardín y … Para poder estar siempre reformandolas! IKEA no nació en Suecia de casualidad. En este país casi todos son unos manitas, capaces de hacer trabajos de albañilería, fontanería, carpintería, mecánica y un largo etc. Por lo tanto una parte importante de sus recursos económicos, pero sobre todo de su tiempo, lo invierten en hacer arreglos en sus casas (cambiar techos, suelos, ventanas, pintar, ampliar estancias…). Así realmente no tienen tiempo y sería un desperdicio irse de “sus casas” precisamente cuando más tiempo tienen para disfrutarlas que es en vacaciones de verano.
  3. La alternativa para los que viven en apartamentos y no tiene sommarstuga propia es alquilar una. Varias páginas se especializan en ello, pero AirBnb funciona también. Y hay auténticas chuladas de casas cerca de lagos. La pega es que son caras y hay que reservar con muuuucho tiempo de antelación (de un año para otro en fechas clave en lugares muy turísticos). Los sitios más solicitados y populares son el archipiélago (skärgård) a las afueras de Stockholm y de Göteborg junto con las islas grandes del este: Öland y sobre todo Gotland.
  4. Las playas en los lagos son sitios muy buscados en los días calurosos. Al estar el país plagado de lagos es fácil tener una playita de estas cerca de cualquier ciudad. A menor tamaño de lago más rápido se calienta el agua, pero suele estar fresca siempre. Y limpia! Aunque se vean de colores marrones desde lejos, es por el fondo. Muchas tienen algo de arena para hacer castillos rodeada de césped y en el agua ponen maderas haciendo un rectángulo para tener a los pequeños protegidos y que no entren en lo hondo. Las mayores pueden tener chiringuitos en forma de quiosco de helados y refrescos.
  5. Las actividades de agua también son populares en verano. Canoas y barcos pueden alquilarse fácilmente (el sueco de clase media con su casa roja con jardín tiene su barca en el remolque preparada para esos días calurosos). La pesca (y la caza) es muy popular.
  6. En Suecia también se ha puesto de moda correr como deporte y durante el verano es muy amplio el calendario de carreras populares en todos los rincones del país. Muchas tienen como distancia a correr la milla (10 km).
  7. Otra forma frecuente de pasar las vacaciones para los suecos es yéndose en caravana por Escandinavia. Hay cantidad de campings y zonas especiales para caravanas a lo largo de todo el país. Y no es raro tampoco encontrar en los jardines de sus casas rojas esas caravanas aparcadas.
  8. Una de las mejores cosas que tiene Suecia es que piensan siempre en los niños. Durante todo el año hay actividades específicas para ellos. Pero es en periodo vacacional cuando gran parte de las atracciones turísticas se vuelcan en ellos. Distintas páginas webs se especializan en buscar esos sitios diseñados para que los críos disfruten. Hay a lo largo del país varios zoos, parques de atracciones, parques temáticos, granjas y parques acuáticos que están muy bien. Me llaman la atención varios aspectos: que están repartidos a lo largo del país, no concentrados solo en las ciudades grandes; que la mayoría de los asistentes son suecos; que las mantienen en perfecto estado además de ampliarlas con nuevas atracciones casi cada año; los precios de las entradas son realmente altos mereciendo la pena sacarse un bono anual si vives en la zona y vas a ir varias veces.
  9. Otro plan divertido es coger los cruceros que salen de Stockholm con destino a Finlandia, Riga o Tallin. Se hace la noche en el barco, se pasa el día en destino y a la noche siguiente se regresa en barco. Fundamentalmente hay dos opciones dependiendo de la compañía que dirige el crucero: la destinada a niños y la de adultos. En la primera hay sala de juegos, espectáculos o piscinas para disfrute de los pequeños. La segunda ofrece alcohol y fiesta. Ambas tienen zonas DutyFree muy demandadas por suecos y turistas.
  10. Es ampliamente conocido la pasión de los suecos por la música. Me llamó la atención cuando estuvimos en el museo de Abba de Stockholm una zona que tienen con los artistas suecos famosos a lo largo de las décadas. Hay muchísimos que desconocía su origen sueco. Muestra de lo importante que es la música en este país son la cantidad de festivales que hay a lo largo del verano en casi todos los rincones del país. Si bien tocan muchos de los clásicos, acaparan gran popularidad los participantes en Melodifestivalen recientes. Este es un concurso para seleccionar la canción que representará a Suecia en Eurovision. Durante varias sesiones se van haciendo cribas hasta la final donde se elige al ganador. Tanto las clasificatorias como sobre todo la final tienen un gran seguimiento por tv y los participantes se hacen realmente famosos. Lo curioso es que no solo participan artistas nuevos si no muchos de los clásicos presentan sus nuevos singles como forma de publicidad o relanzar sus carreras.
  11. Finalmente algo nada sorprendente y común en casi todos los sitios: las terrazas de los locales de moda de las ciudad se llenan, prácticamente todos los días. Hay otros establecimientos que abren casi exclusivamente en verano. Suelen estar “escondidos” en el campo o en zonas próximas a los lagos, en sitios con vistas especiales. Tampoco se publicitar mucho por lo que es el boca a boca quien hace que los conozcas y lo difundas. 
  • En cuanto a los turistas extranjeros que vienen a Suecia, al margen de Stockholm que recibe gente de todo el mundo, es llamativo la cantidad de alemanes que visitan las mismas zonas que los propios suecos. Rusos y escandinavos son los otros grupos numerosos.

    Seguimos con el invierno ahora, aunque da pereza solo pensarlo…

Saludos!

Sugerencias

Feliz verano!

Aprovechando un par de semanas de vacaciones que tengo ahora querría escribir alguna entrada en el blog… Pero me he quedado sin ideas! Alguna sugerencia? Sobre lo que no controlo no escribiré pero si me puedo informar y documentar podría intentarlo.

Un saludo 

Sueldos de médicos en Suecia en 2015

Buenos días. Acabo de ver en un número del periódico médico (Läkaretidningen) las estadísticas oficiales sobre los sueldos de los médicos en el 2015. Sigue llamando la atención las diferencias entre hombres y mujeres.

Para los que se plantean emigrar: lo habitual es empezar con un contrato de vikariet que como veis ronda los 30.000 SEK. Los residentes (ST) están en unas 44.000. Los especialistas sobre 60.000, los médicos de familia en 73.000 y los överläkare en 72.000.


Todos son brutos, mensuales a 12 pagas anuales, sin guardias ni extras. La tributación fiscal es progresiva y, a modo orientativo, diría que es un 35% al cobrar unos 40.000 SEK mensuales y sube a casi el 50% cuando se cobra más de 65.000. Todo aproximado para hacerse una idea.

Saludos!

Cursos y Congresos

Saludos de nuevo.

Esta nueva entrada busca contar y quizá comparar con España, como es la formación médica continuada en Suecia. Nuevamente desde el foco de nuestra experiencia.

La primera palabra relevante: utvecklingssamtal. Es una reunión anual que todo trabajador tiene con su jefe. Ahí se analiza qué se ha hecho en términos formativos en el año previo y qué se busca hacer en el venidero. Según los intereses del trabajador y las necesidades del servicio se negociarán los cursos, congresos o rotaciones a planear próximamente. En principio todo ello costeado por la clínica.

Las estancias o rotaciones en otros centros es algo habitual incluso después de la residencia. Pueden ser desde visitas de un día a rotaciones de 3 meses (donde la clínica paga el sueldo como si estuvieses trabajando normalmente. El resto de gastos corren a cargo del trabajador). El objetivo suele ser el implantar o mejor algo que hasta ese momento no se hace en el servicio.

Como residente se hacen también rotaciones externas en otros centros cuando hay algún punto del programa formativo que tú hospital no puede cubrir. Sin embargo no he conocido aún a residentes que hagan rotaciones voluntarias en el extranjero.

La oferta de cursos es diferente para residentes y especialistas. Los primeros deben de cumplir una serie de horas de cursos de diferentes materias para obtener el título de especialistas. Por eso se organizan cursos de temática más o menos amplia destinados solo para residentes. Inscripción y, cuando hace falta, alojamiento y tranporte, costeado por la clínica. Pero si el residente ya ha cumplido las horas de esa parte de la especialidad, ya no es invitado a más cursos de la misma temática durante la residencia.

La gran diferencia con España la encuentro en los congresos. Aquí los llaman reuniones (möte). Cada especialidad tiene aún gran reunión anual que aglutina cientos de médicos en diferentes ciudades durante varios días. Ponencias, talleres y otros actos formativos son igual que los congresos en España. Las diferencias: menos póster y comunicaciones, ausencia completa de publicidad de laboratorios, son en días laborales.

Las subespecialidades celebran también sus reuniones anuales. Estas suelen ser siempre en el mismo sitio, muchas veces antiguos castillos ahora convertidos en hoteles y centros de conferencias pero a las afueras de las ciudades. Aquí en vez de comunicaciones y póster se suelen organizar jornadas para comentar casos abiertos con los expertos. 

Finalmente hay reuniones regionales, normalmente de un día, donde además de alguna charla se suele dejar tiempo para socializar y discutir casos clínicos concretos. 

En resumen, si bien no hay tantas diferencias, mi sensación es que en España son actos más profesionales y en Suecia más sociales pero también han sabido en Suecia eliminar todo lo superfluo, fundamentalmente la influencia de los laboratorios, sin tener que preocuparse el trabajador por costeárselo.

Un último comentario relacionado con las farmacéuticas: aquí han prohibido toda forma de regalos y relación económica con los profesionales. No hay representantes por los pasillos siendo el único contacto alguna comida en horario laboral y en el hospital mientras nos cuentan las novedades en una charla.

Hasta pronto!

Skolläkare o Médico de escuela

Esta es una especialidad que existe en Suecia pero no en España. Más allá de explicar en qué consisten las funciones de este médico, habría que resumir primero alguna particularidad del sistema educativo y el funcionamiento de las escuelas en Suecia. 

La inmensa mayoría son dependientes del sistema público, en concreto de los ayuntamientos. Todas, hasta las privadas, concertadas o cooperativas, son casi gratuitas para los padres. Decimos casi porque aquellos que tienen un cierto nivel de ingresos pagan una cantidad que ronda las 1.000 SEK (recordemos que el barnbidrag o ayudas para los niños, asignación que el estado da a cada padre mensualmente, también ronda las 1.000 SEK por niño). 

La mayoría de los niños acuden a escuelas públicas, llevadas por rectores que dependen de los ayuntamientos. Su financiación dependen en gran medida del número de alumnos y estos tienen libertad de elección de centro, por lo que la competencia es parte importante de la adquisición de la calidad educativa. Hay otras escuelas llevadas por cooperativas y con actividades especialmente orientadas a algún área (música, arte, deporte, etc). Finalmente hay colegios privados, muchos internacionales, pero sin que las familias paguen nada adicional.

El ayuntamiento está en la obligación de asignar una plaza a cada niño. Se intenta priorizar por cercanía a la vivienda o al centro de trabajo. Si ya hay un hermano casi se asegura plaza en el mismo centro. 

Hasta los 6 años se asiste a la guardería, förskola o dagis. La mayoría hacen dos niveles con niños entre 1 y 3 años (antes del año todos están con sus padres, los cuales tienen 480 días de permiso a compartir) los más pequeños y de 3 a 6 los mayores. Entre 6 y 7 se hace un curso puente de inicio a la escolarización obligatoria, que empieza a los 7 años. Nueve cursos hasta los 16 en el colegio o grundskola y el instituto o gymnasiet suele ser entre los 16 y los 19 años.

Quizá haya excepciones, pero la gran mayoría de los colegios dispone de su propia cocina, de servicio de psicología … Y de enfermera! Y aquí entramos en materia sanitaria. La asistencia pediátrica tiene varios niveles, en ocasiones solapados.

El programa del niño sano y la vacunación se realiza en los centros de salud pediátricos (BVC o barnvårdcentral), fundamentalmente a cargo de enfermeras con la especialidad de pediatría. Muy pocos centros de salud tienen pediatras en sus plantillas, por lo que son médicos de primaria los que completan parte de las exploraciones del programa del niño sano y la atención a demanda. Esta solo por encima de los 6 meses y en pacientes sin patologías crónicas. 

En las ciudades grandes suele haber un paso intermedio donde sí hay pediatras en centros de salud solo pediátricos. Además de médicos especialistas ejercen enfermeras especializadas, psicólogos, fisioterapeutas e incluso nutricionistas. La función es atender todo lo no urgente. Los pacientes son derivados desde los otros centros de salud, los colegios, al alta del hospital o incluso hacen un seguimiento paralelo con las consultas especializadas del hospital.

La atención pediátrica se concentra, por lo general, en los hospitales. Las urgencias suelen atender a todos los menores de 6 meses con patología aguda, al paciente crónico reagudizado y mucha atención a demanda. Además del BVC, hay otro filtro que es el 1177. Aquí hay enfermeras especializadas que dan consejo a los padres que llaman. Cuando lo consideran oportuno derivan a las urgencias hospitalarias a los pacientes. Por supuesto que la hospitalización y las consultas especializadas también están en los hospitales.

Finalmente comentamos la asistencia sanitaria escolar. Al disponer de enfermera, cada alumno tiene la posibilidad adicional de asistencia sanitaria inmediata en el colegio. Esto es útil tanto para asistir las posibles urgencias o incidentes que puedan surgir en el día a día, como para detectar problemas más crónicos. Problemas de aprendizaje, dislexia, hipoacusia, defectos de refracción, TDAH, escoliosis, cefaleas, asma o trastornos alimentarios son solo algunos ejemplos de problemas que se pueden detectar en los colegios. Algunos podrán tratarse y resolverse en esa instancia y otros pacientes serán derivados a otros niveles asistenciales.
El objetivo a nivel nacional es que cada 4000 niños escolarizados haya un médico de escuela. Si bien esto no se cumple siempre, sí da la idea de que uno de estos facultativos es responsable de varios colegios a la vez. No solo los pediatras sino médicos de primaria pueden acceder a esta especialidad. Además de atender los pacientes que la enfermera de uno de sus colegios considere necesario, así como a los que directamente lo soliciten, se encargará de velar por la salud y prevención de todo el alumnado. De este modo tendrán en cuenta la ergonomía, la alimentación, algunas pautas de ejercicio o detectarán casos de abuso escolar. Realmente en las directrices de la profesión especifican que son los responsables de la salud de los alumnos en todas sus esferas: social, somática, psicológica y pedagógica.
Una discusión frecuente es qué parte es competencia del médico de atención primaria y cuál del médico de escuela. Un ejemplo que lo pone claramente de manifiesto es en lo relativo al desarrollo: en el BVC se deben ver todos los niños y llevar a cabo pruebas que detecten problemas en el desarrollo (físico, intelectual, psicomotor, etc.). El médico de escuela no debe valorar individualmente a todos los niños sino a aquellos filtrados desde el colegio por educadores, psicólogos o enfermeras. En lo relativo a las patologías físicas, hay en primer lugar día edades diferenciadas: antes de los 6 años será el centro de salud la primera instancia, después habrá problemáticas más relacionadas con la actividad académica del niño (escoliosis, dolores crónicos) que corresponden al médico de escuela y otras más urgentes que debes consultarse en el BVC. Finalmente nos encontramos con esos niños afectos de alguna enfermedad crónica en la que ambos especialistas deben trabajar en equipo para optimizar en tratamiento y seguimiento médico, pero también para optimizar el rendimiento académico y la situación en la escuela. 
Hay estadísticas que cifran en un 50% la cantidad de niños que al inicio de la edad escolar requieren cita con el médico de escuela, 30-40% a mitad de la trayectoria escolar y este porcentaje cae al 20-30% en los últimos años de escolarización. 

Hay vacunas dentro del programa universal que al ser en edad escolar se administran en los colegios por medio de su enfermera. El médico es el responsable de adaptar pautas en situaciones especiales así como en los inmigrantes o refugiados recién llegados.

Es el médico de la escuela el encargado de remitir a las especialidades relevantes los pacientes que lo precisen: centro de salud, subespecialidades pediátricas, otras especialidades como trauma, Cirugia o psiquiatría infantil, por ejemplo. Para ello es responsable de documentar en la historia clínica del paciente todo lo relativo a su cuidado y estudio. Dentro del trabajo administrativo también se encuentra el redactar los informes e instancias (intyg) a las autoridades que sean precisos.

En determinadas situaciones se hace especialmente importante su función colectiva. Si varios alumnos de una misma clase presentan síntomas relacionados con el estrés, si una determinada escuela tiene tasas de sobrepeso llamativas o si se detectan con frecuencia consumo de drogas en un colegio, es función del médico de escuela tomar medidas no sólo con los individuos afectados.
En mi opinión es una especialidad difícil pero interesante. Es fundamental el trato con pacientes y familias pero también el trabajo en equipo. La amplia variedad de problemas y patologías que atienden la hacen estimulante y compleja.
Quien quiera más información sobre esta especialidad puede consulta la página de su asociación (en sueco): http://www.slf.se/Foreningarnas-startsidor/Specialitetsforening/Svenska-Skollakarforeningen/