Skolläkare o Médico de escuela

Esta es una especialidad que existe en Suecia pero no en España. Más allá de explicar en qué consisten las funciones de este médico, habría que resumir primero alguna particularidad del sistema educativo y el funcionamiento de las escuelas en Suecia. 

La inmensa mayoría son dependientes del sistema público, en concreto de los ayuntamientos. Todas, hasta las privadas, concertadas o cooperativas, son casi gratuitas para los padres. Decimos casi porque aquellos que tienen un cierto nivel de ingresos pagan una cantidad que ronda las 1.000 SEK (recordemos que el barnbidrag o ayudas para los niños, asignación que el estado da a cada padre mensualmente, también ronda las 1.000 SEK por niño). 

La mayoría de los niños acuden a escuelas públicas, llevadas por rectores que dependen de los ayuntamientos. Su financiación dependen en gran medida del número de alumnos y estos tienen libertad de elección de centro, por lo que la competencia es parte importante de la adquisición de la calidad educativa. Hay otras escuelas llevadas por cooperativas y con actividades especialmente orientadas a algún área (música, arte, deporte, etc). Finalmente hay colegios privados, muchos internacionales, pero sin que las familias paguen nada adicional.

El ayuntamiento está en la obligación de asignar una plaza a cada niño. Se intenta priorizar por cercanía a la vivienda o al centro de trabajo. Si ya hay un hermano casi se asegura plaza en el mismo centro. 

Hasta los 6 años se asiste a la guardería, förskola o dagis. La mayoría hacen dos niveles con niños entre 1 y 3 años (antes del año todos están con sus padres, los cuales tienen 480 días de permiso a compartir) los más pequeños y de 3 a 6 los mayores. Entre 6 y 7 se hace un curso puente de inicio a la escolarización obligatoria, que empieza a los 7 años. Nueve cursos hasta los 16 en el colegio o grundskola y el instituto o gymnasiet suele ser entre los 16 y los 19 años.

Quizá haya excepciones, pero la gran mayoría de los colegios dispone de su propia cocina, de servicio de psicología … Y de enfermera! Y aquí entramos en materia sanitaria. La asistencia pediátrica tiene varios niveles, en ocasiones solapados.

El programa del niño sano y la vacunación se realiza en los centros de salud pediátricos (BVC o barnvårdcentral), fundamentalmente a cargo de enfermeras con la especialidad de pediatría. Muy pocos centros de salud tienen pediatras en sus plantillas, por lo que son médicos de primaria los que completan parte de las exploraciones del programa del niño sano y la atención a demanda. Esta solo por encima de los 6 meses y en pacientes sin patologías crónicas. 

En las ciudades grandes suele haber un paso intermedio donde sí hay pediatras en centros de salud solo pediátricos. Además de médicos especialistas ejercen enfermeras especializadas, psicólogos, fisioterapeutas e incluso nutricionistas. La función es atender todo lo no urgente. Los pacientes son derivados desde los otros centros de salud, los colegios, al alta del hospital o incluso hacen un seguimiento paralelo con las consultas especializadas del hospital.

La atención pediátrica se concentra, por lo general, en los hospitales. Las urgencias suelen atender a todos los menores de 6 meses con patología aguda, al paciente crónico reagudizado y mucha atención a demanda. Además del BVC, hay otro filtro que es el 1177. Aquí hay enfermeras especializadas que dan consejo a los padres que llaman. Cuando lo consideran oportuno derivan a las urgencias hospitalarias a los pacientes. Por supuesto que la hospitalización y las consultas especializadas también están en los hospitales.

Finalmente comentamos la asistencia sanitaria escolar. Al disponer de enfermera, cada alumno tiene la posibilidad adicional de asistencia sanitaria inmediata en el colegio. Esto es útil tanto para asistir las posibles urgencias o incidentes que puedan surgir en el día a día, como para detectar problemas más crónicos. Problemas de aprendizaje, dislexia, hipoacusia, defectos de refracción, TDAH, escoliosis, cefaleas, asma o trastornos alimentarios son solo algunos ejemplos de problemas que se pueden detectar en los colegios. Algunos podrán tratarse y resolverse en esa instancia y otros pacientes serán derivados a otros niveles asistenciales.
El objetivo a nivel nacional es que cada 4000 niños escolarizados haya un médico de escuela. Si bien esto no se cumple siempre, sí da la idea de que uno de estos facultativos es responsable de varios colegios a la vez. No solo los pediatras sino médicos de primaria pueden acceder a esta especialidad. Además de atender los pacientes que la enfermera de uno de sus colegios considere necesario, así como a los que directamente lo soliciten, se encargará de velar por la salud y prevención de todo el alumnado. De este modo tendrán en cuenta la ergonomía, la alimentación, algunas pautas de ejercicio o detectarán casos de abuso escolar. Realmente en las directrices de la profesión especifican que son los responsables de la salud de los alumnos en todas sus esferas: social, somática, psicológica y pedagógica.
Una discusión frecuente es qué parte es competencia del médico de atención primaria y cuál del médico de escuela. Un ejemplo que lo pone claramente de manifiesto es en lo relativo al desarrollo: en el BVC se deben ver todos los niños y llevar a cabo pruebas que detecten problemas en el desarrollo (físico, intelectual, psicomotor, etc.). El médico de escuela no debe valorar individualmente a todos los niños sino a aquellos filtrados desde el colegio por educadores, psicólogos o enfermeras. En lo relativo a las patologías físicas, hay en primer lugar día edades diferenciadas: antes de los 6 años será el centro de salud la primera instancia, después habrá problemáticas más relacionadas con la actividad académica del niño (escoliosis, dolores crónicos) que corresponden al médico de escuela y otras más urgentes que debes consultarse en el BVC. Finalmente nos encontramos con esos niños afectos de alguna enfermedad crónica en la que ambos especialistas deben trabajar en equipo para optimizar en tratamiento y seguimiento médico, pero también para optimizar el rendimiento académico y la situación en la escuela. 
Hay estadísticas que cifran en un 50% la cantidad de niños que al inicio de la edad escolar requieren cita con el médico de escuela, 30-40% a mitad de la trayectoria escolar y este porcentaje cae al 20-30% en los últimos años de escolarización. 

Hay vacunas dentro del programa universal que al ser en edad escolar se administran en los colegios por medio de su enfermera. El médico es el responsable de adaptar pautas en situaciones especiales así como en los inmigrantes o refugiados recién llegados.

Es el médico de la escuela el encargado de remitir a las especialidades relevantes los pacientes que lo precisen: centro de salud, subespecialidades pediátricas, otras especialidades como trauma, Cirugia o psiquiatría infantil, por ejemplo. Para ello es responsable de documentar en la historia clínica del paciente todo lo relativo a su cuidado y estudio. Dentro del trabajo administrativo también se encuentra el redactar los informes e instancias (intyg) a las autoridades que sean precisos.

En determinadas situaciones se hace especialmente importante su función colectiva. Si varios alumnos de una misma clase presentan síntomas relacionados con el estrés, si una determinada escuela tiene tasas de sobrepeso llamativas o si se detectan con frecuencia consumo de drogas en un colegio, es función del médico de escuela tomar medidas no sólo con los individuos afectados.
En mi opinión es una especialidad difícil pero interesante. Es fundamental el trato con pacientes y familias pero también el trabajo en equipo. La amplia variedad de problemas y patologías que atienden la hacen estimulante y compleja.
Quien quiera más información sobre esta especialidad puede consulta la página de su asociación (en sueco): http://www.slf.se/Foreningarnas-startsidor/Specialitetsforening/Svenska-Skollakarforeningen/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s